Dominar el ego: ¿Qué papel juega la culpa?

Dominar el ego: ¿Qué papel juega la culpa?

Hola mis amores. Que rico encontrarnos en mi ventanita de amor 💜.

El día de hoy quiero contarles sobre mi experiencia en la superación de la culpa como manifestación del ego y del daño que la culpabilidad puede causar en nuestra mentes,  por ende en nuestras vidas.

Aunque no soy especialista- únicamente utilizo esta plataforma- para compartir las herramientas que me han funcionado en el crecimiento de mi ser y el bienestar que puede causar esta información en otros, que quizás experimentan situaciones similares.

A menudo escuchamos que el ego es una manifestación negativa de nuestra mente, que es la valoración extrema de nosotros mismos, ligado a problemas de elevada autoestima. Es nuestra personalidad y manera de interpretar el mundo. Lo que pocos saben es que la culpa es una forma que toma el ego para sobrevivir una vez que has decidido dominarle.

Lo mismo ocurre con la necesidad de asumir la «responsabilidad»  de situaciones que no te corresponden. Esa persona que vive dentro de ti que en vez de querer llamar la atención sólo quiere «ayudar». Este personaje es lindo de ver con ojos ajenos y pesado de llevar para quien lo interpreta. Es quien se siente en la «obligación» de resolverlo todo para los demás. Presta atención, porque es un engaño de tu mente para recibir halagos de que eres «el mejor», son la palabras que tu ego está buscando para tomar nuevamente el control.

Reconociendo el enemigo que vive en mí

Emigrar de mi natal Venezuela me enfrentó al hecho de tener que comenzar de nuevo. Aunque fui criada con valores y ejemplo de igualdad y humildad, de alguna manera el mundo del periodismo en el que me relacioné desde temprana edad me hacía sentir muy segura y poderosa. El ya tener un techo propio adquirido con años de intenso trabajo fue uno de los logros materiales que me hacía sentir mega orgullosa. El plan que había diseñado en la adolescencia estaba quedando perfecto. «Todo estaba bajo mi control»- según yo. El control es la máxima manifestación del ego, así nos gusta tener todo a quienes tenemos tendencias posesivas, controladoras y egocéntricas. Ya lo reconozco y lo asumo sin que duela. Sé que esa es mi naturaleza innata y desde la conciencia trabajo en dejar que eso fluya y construyo el carácter que deseo prevalezca en pro de mi bienestar.

Cuando la vida te cambia las cartas del juego y toca renacer es cuando toca ver de qué se está hecho y evolucionar. Ese fue mi caso y sigo trabajando en ello. Una vez que has aceptado que las ganas de tener todo bajo control no es más que tu ego contaminando tu mente entonces y justo en ese momento comprendes la magnitud del tiempo que has estado dejando que tu personalidad egocéntrica esté al frente del timón. Yo elegí modificar esta conducta por la siguiente razón:

«El crecimiento humano se manifiesta en la vida mediante verdadera liberación de la mente. Para lograrlo es necesario desprogramar los patrones que limitan nuestra libertad».  La culpa es uno de los patrones causantes de  mayor dolor y limitación».

Yo solo he estado necesitando crecer, perdonar, liberar mi mente de dolor y una vez que empiezas a ver hacia dentro, a recorrer el camino de la auto conciencia difícilmente deja uno de aprender. Es realmente liberador conocerse y entender por qué nos pasan las cosas y cómo se impacta la vida para bien una vez que se decide trascender.

La culpa en sus múltiples manifestaciones

  • Relaciones amorosas que fallan una tras otra: yo debo ser el culpable.
  • Problemas para tener amigos:  quizás soy culpable de no ser tan sociable o aceptable.
  • Sobrepeso: tengo la culpa por comer tanto y no hacer nada.
  • Desempleo: no debí reaccionar así, es mi culpa.
  • Mis padres o hijos son infelices: Algo hice mal, esto es mi culpa.
  • Mis padres se divorciaron: seguramente es mi culpa.
  • Desatinos, dependencias, conductas auto-destructivas: Culpable.
  • Por mi culpa, por mi culpa por mi gran culpa.

¿Alguna te sonó?: ¡Bienvenido al club! todos nos podemos sentir culpables o responsables de múltiples cosas, quizás en alguna verdaderamente hemos fallado, el punto es que dejar que la culpa se manifieste constantemente únicamente logra atar tu mente a un estado de incapacidad que no te permite librarte del dolor ni avanzar. ¿Si ves el punto? no es más que un disfraz del ego para mantener el control sobre tu mente. Lee esto tantas veces como te sea necesario. Es profundo, lo sé. Lleva tiempo reconocerlo y soltarlo lleva un poco más de trabajo.

Pero cuando lo sueltas te libera. Cuando le ves a la cara a ese sentimiento y reconoces que es solo una emoción manipulandote, allí justo en ese instante reaccionas.

Una vez que sueltas la culpa entonces tendrás la legítima oportunidad de hacer cambios en tu vida. De alcanzar aquella meta que tienes en el cajón hace años. Soltar el duelo de una pérdida, transformar tu cuerpo si así lo quieres, acabar con una adicción, superar una ruptura, iniciar una carrera o estudio, dedicarte tiempo o iniciar un proyecto que te apasione.

Al sacar de tu mente viejos patrones y liberar espacio para cosas nuevas se presenta la ocasión de dejar aflorar la creatividad, la curiosidad por aprender cosas nuevas y de incorporar nuevos hábitos saludables para alma, cuerpo y mente.

Recuerda que tu deber es ser feliz y estar equilibrado mental y espiritualmente y que lamentablemente no puedes cargar con la responsabilidad o culpabilidad del bienestar de tus seres queridos, puedes ayudarles y cuidarlas pero que tu felicidad no dependa de eso.

¿Cómo lograrlo?

Aja, está muy lindo todo pero cómo lo hago. Esa esa la respuesta más difícil. A mí me ha funcionado la visión experta del psicólogo Enric Corbera, fundador del método Bioneuroemoción,  un esquema que promueve una visión holística del bienestar en la que nuestros pensamientos, emociones y creencias influyen en nuestro cuerpo y en consecuencia en nuestro entorno.

Corbera lleva más de 20 años estudiando diferentes obras y autores como Carl Gustav Jung, Dr. David R. Hawking, Dr. Bruce H. Lipton, Dr. Robert Lanza, entre muchos otros, con el objetivo de unificar el conocimiento disperso y complejo y hacerlo accesible a todo el mundo.

Te dejo el enlace de esta conferencia que para mí fue tan reveladora y me enseñó técnicas para aprender a trabajar en las manifestaciones del ego.

Te invito a que si este artículo te ha conmovido y te sientes identificado con esta nota busques más información, lee, busca literatura y conferencias que te ayuden a entender mejor el tema para que logres vivir «DeAmoresConLaVida».

 

Astrid Fabiola

 

 

 

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *