Mi ritual del día del Espíritu de la Navidad

Mi ritual del día del Espíritu de la Navidad

¡Hola mis amores! que rico es encontrarnos en mi ventanita de amor 💜.

Ante todo ¡felices fiestas!, hoy es el día del Espíritu de la Navidad, una fecha súper especial para quienes amamos está época del año. Este día en especial es realmente una oportunidad para conectarnos con la energía de la gratitud y la abundancia por lo que quiero compartirles el ritual que cada año practico el 21 de diciembre.

Deben tener presente que sin importar la situación todos tenemos muchos motivos para dar gracias, hay quienes atraviesan dificultades mucho mayores a las nuestras y no por eso están desanimados, así que primeramente cierra los ojos un minuto y recuerda cada cosa bonita que viviste este año, cada dificultad, las prueba superadas y reconoce la mano de Dios es cada uno de esos momentos. Hoy estás presente en el aquí y el ahora gracias a todos esos instantes. Siéntete dichoso, abraza esa emoción y desde la gratitud alista los anhelos de tu corazón para plasmarlos en papel.

Mis amigos y familiares saben que me gozo esta fecha porque veo materializado el poder de la palabra, el efecto de la planificación y la magia de ver los sueños hechos realidad. No importa en donde esté un 21 de diciembre, de seguro estaré leyendo mis pensamientos del año anterior y viendo las bendiciones del universo en cada palabra. Saben lo que dicen: «Si tú lo crees, da resultados».

Todos los expertos en el desarrollo de los hábitos para él éxito coinciden en que debemos escribir lo que queremos hacer para poder atraerlo y  alcanzarlo. Así que mi ritual consiste en esto:

Si tienes la oportunidad de reunirte con familia o amigos es ideal para que contagies a tu gente de esta actividad tan optimista y propicia para crear unión y fortalecer vínculos afectivos, te prometo que no hace falta mucho, sólo ganas de convertir sueños en realidad.

Ritual para la noche del 21 de diciembre:

  1. Primero se debe hacer una oración de gratitud. Dar gracias a Dios por este día de vida y por todo lo vivido durante el año.
  2. Luego haremos un acto de perdón, el perdón es poderoso y liberador. Intenta primero ofrecerte perdón a ti mismo por lo que sea que necesites hacerlo, luego perdona a todo aquel que en algún momento te haya dañado con o sin intención. Para que quepan en tu corazón nuevas emociones de luz debes vaciar tu interior primero. Si necesitas hacer una carta a alguien que ya no está físicamente hazlo, llora si tienes que hacerlo. Luego toma esa carta y ponle fuego, el fuego trasmuta energías y sentimientos. Créeme vale la pena intentarlo.
  3. Toma una hoja de papel y lápiz rojo preferiblemente, puede ser dorado o plateado, si no hay a la mano no importa,  ahora una vez realizado los actos de gratitud y de perdón estás listo para encomendar tus deseos.
  4. Escribe 21 deseos. Se realista e intenta ser lo menos materialista posible. Coloca en la lista tus planes, proyectos, esperanzas afectivas. Puedes colocar algún objeto deseado, claro está como un carro o una casa nueva, pero no hagas del ritual una lista de regalos materiales porque perdería sentido. Al final de tu carta encomienda cada anhelo a la voluntad de Dios. Él sabe lo que es mejor para nosotros.
  5. Guarda tu carta en un sobre rojo preferiblemente y escribe 2019 en la parte exterior. Este sobre debes guardarlo hasta el 21 de diciembre del próximo año. Colócalo en algún lugar seguro pero no lo habrás sino en la fecha indicada.

Dentro de un año tendrás un motivo especial para reunirte con quienes hayas hecho tu lista de deseos y se reirán juntos, te vas a sorprender del poder que tiene este ritual en tu vida, porque lo que se hace desde la gratitud, con tanto amor y encomendado a Dios siempre da buenos frutos.

Me ha hecho muy feliz poderles compartir con ustedes uno de mis rituales sagrados para esta época y contagiarlos un poco con la magia de la Navidad, ya no puedo aguantar la emoción de recordar qué escribí el año pasado, disfruten y vivan «DeAmoresConLaVida».

Astrid Fabiola

 

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *