Intestino: El lugar donde nace la salud y el bienestar

Intestino: El lugar donde nace la salud y el bienestar

Hola mis amores. Que rico encontrarnos en mi ventanita de amor💜.

Desde hace meses estoy estudiando con mucha pasión sobre la importancia que tiene la salud del intestino en nuestra salud. Básicamente he descubierto una coincidencia entre todos los especialistas médicos y científicos que tratan el tema: “Todas las enfermedades nacen en el intestino”, esta frase le pertenece al padre de la medicina, Hipócrates y sigo asombrada por el poder que reside en el intestino: el segundo cerebro.

Ha sido para mí extraordinariamente revelador descubrir tanta información relacionada al intestino y que nunca consideré para fortalecer mi bienestar integral. Hoy luego de haber escuchado más de 20 conferencias médicas, holísticas y terapéuticas, leído varios estudios que comprueban esta teoría quiero traducir esta información en un lenguaje accesible y de fácil comprensión.

La súper civilización que habita en nuestra interior

Dentro de nosotros habitan un aproximado de 100 billones de gérmenes, estos bichos viven en el intestino, unos son buenos y otros son malos, todos forman parte del equilibrio de la macrobiota. Para gozar de una condición óptima física, mental y emocional debemos procurar alimentar de forma correcta a los bichos buenos que colonizan nuestras panzas.

Hay un dato que me ha dejado con la boca abierta y es el siguiente: existe un hongo llamado cándida que demanda azúcar, así como lo estás leyendo, el muy condenado exige azúcar, genera una reacción química que es lanzada al torrente sanguíneo en forma de orden, esa orden es leída por tu cerebro y se origina un pensamiento de ganas de comer dulce, ¿no te parece increíble enterarte de esto? Para mí lo fue.

Explica el Dr. José Rodríguez, especialista español en el funcionamiento intestinal que, según sean los gérmenes de nuestra microbiota, así serán nuestras demandas de comida, por lo tanto, si tenemos cándida presentamos dependencias hacia el azúcar, las harinas refinadas y alimentos fermentativos, es decir aquellos cargados de almidón. Si nuestra microbiota es de tendencia putrefactiva entonces demanda alimentos de alta descomposición como los lácteos, quesos y carnes.

Cómo conocer la salud de la microbiota

Existen exámenes médicos de laboratorio y micro-biología para detectar con exactitud cuál es la composición de nuestra microbiota, sin embargo hay tres condiciones de fácil reconcomiendo para detectar un intestino desequilibrado:

  • *Exceso de ventosidad
  • *Si al defecar el  mal olor permanece más de 5 minutos en el ambiente del baño.
  • *Halitosis, extremo mal olor o fetidez en el aliento.

Si tienes alguna o todas, debes revisar muy bien tu alimentación.

 

Cómo está compuesto el intestino

Hay tres elementos que forman el intestino:

  • Microbiota
  • Mucosa intestinal
  • Sistema inmunológico

El Dr. Efraín Hoffmann, muy reconocido médico cirujano venezolano, indicó en su reciente conferencia para la Cumbre Internacional de Hábitos Saludables, en la cual tuve la dicha de participar que, al menos el 50% de los ganglios del cuerpo están ubicados en el colón, por eso es tan importante evacuar con regularidad, él recomienda y se afinca en la importancia de defecar a diario, ya que los tóxicos que se generan en el cuerpo alteran inclusive nuestro sistema inmunológico. Traducido al lenguaje coloquial: Si tienes un colón permeable entonces los tóxicos ingresan a tu sangre y corres grandes riesgos de contraer enfermedades auto-inmunes como el lupus y alergias. También se genera el ambiente para desarrollar enfermedades inflamatorias como gastritis, colitis, y todas cuyo nombre terminan en itis.

Salud emocional

Hay pruebas científicas que avalan que la depresión, las enfermedades degenerativas como la demencia senil y el alzheimer, nacen en el desequilibrio intestinal, así lo repite incansablemente el destacado médico Karmelo Bizkarra y te voy a dejar el link de una de sus conferencias para que escuches todos los estudios que demuestran estas investigaciones.

Si esta información puede ayudarte a ti y todos a tener una mejor calidad de vida entonces yo quiero que tengas esa información para que te alimentes mejor, para que tomes conciencia del poder de sanación que existe y que está en tus hábitos alimenticios.

 

Cómo mejorar nuestra microbiota

-Alimentación alta en fibras, frutas y vegetales. Sumar a tu dieta linaza, tamarindo, ciruelas, aceite de ricino.

-Incrementar la ingesta de probióticos (bichos buenos) yogurt, miso, tempe, repollo agrío alemán.

-Procurar evacuaciones naturales sin dependencias de fármacos.

-Comer menos carnes y lácteos, por su alto contenido de antibióticos (matan los bichos buenos)

-Tener un buen manejo de las emociones, no contener la rabia, el rencor, los celos, la tristeza, siéntelos, expresarlos y libera esas cargas emotivas.

-Hidratarse bien, al menos dos litros  de agua por día.

-Practica el ayuno prolongado o intermitente.

-Elimina de tu dieta el azúcar procesada, los lácteos y el trigo.

Quizás no baste con mi resumen, por eso te dejo los enlaces directos de algunas de las conferencias que más me ayudaron a entender este tema porque yo también quiero que tú vivas «DeAmoresConLaVida». 

Astrid Fabiola 

 

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *