Resiliencia: ¿Genética o formación?

Resiliencia: ¿Genética o formación?

Hola mis amores, que rico encontrarnos en mi ventanita de amor💜.

Cuántas veces hemos escuchado esta palabra “Resiliencia”, esa capacidad de sobreponerse ante la adversidad, contar con la suficiente flexibilidad mental y emocional para adaptarse al cambio procurando el bienestar propio. Suena fácil ¿verdad? Ya sabemos que no lo es pero hoy te quiero conversar sobre algunas técnicas que ayudan a fortalecer y desarrollar está condición.

Hice un resumen de cinco aspectos fundamentales para entender y aplicar esta técnica en nuestra vidas.

Tener una actitud positiva es algo que puedes fortalecer incluyendo actividades que te generen bienestar, por ejemplo, a mí me ayuda escuchar música.
  1. El enfoque. ¿Has escuchado que todo depende del cristal con que se vea? Esto aplica para la resiliencia, es decir, todo depende de cómo tu mente interpreta las cosas. Muchas veces estamos atrapados en realidades que nos hacen infelices, como un ambiente laboral tóxico, una relación desgastante o una rutina que te hace sentir infeliz, de repente, algo ocurre y esa realidad cambia, tu reaccionas con apego, sufres y pataleas, sin embargo, si la vida no te fuera quitado de esa situación difícilmente la fueras soltado. Evidentemente van a ocurrir eventos indeseados en la vida, la invitación que te hago es a identificar cómo puedes moldear este escenario a tu favor.
  2. La personalidad. Existe una gran diferencia entre fortaleza y resiliencia. Una persona “fuerte” generalmente no cae en el trauma, mientras que el resiliente atraviesa el trauma, lo experimenta y se sobrepone. El haber superado la  adversidad fortalece la autoestima, forja el carácter y se aprende un proceso de adaptación.
  3. El entorno. La familia es por excelencia el núcleo de origen. Dentro de la familia se tiene que promover un sentido de seguridad. Los padres juegan un papel determinante para un niño que se convertirá en adulto resiliente siempre que le trasmita seguridad. Si ya se es adulto es importante crear vínculos con la pareja, amistades o un coach que nos permita ganar seguridad, confianza en nosotros mismos, un grupo de apoyo que ayude a recuperar una visión optimista de las oportunidades que están frente a tus ojos.
  4. Resistencia física. Una persona resistente físicamente tiene grandes posibilidades de desarrollar fortaleza mental y la fortaleza mental crea una ola energética increíble de fuerza espiritual. Lo he vivido en carne propia. Para que esto funcione hay que iniciar de a poco si uno no tiene disciplina deportiva o pasión por la actividad física. Vas a poder hacerte más resiliente a través de la práctica de actividad física, créeme, debes empezar lo antes posible.
  5. Esperanza. No importa cómo tu llames a tu deidad, si crees en Dios o en el Universo, lo que sí es importante es CREER, tener la convicción de que existe un Orden o Ser superior. Vivir en un completo desapego espiritual puede generar un vacío interior que nada puede llenar. Vivir sin esperanzas le resta pasión a la vida, resta fuerza, ganas, espíritu de lucha, nos quita valor, nos puede estar llevando a sobrevivir más que a disfrutar el presente que nosotros mismos hemos elegido. Recuerda que mucho de lo que estás afrontando es producto de tus elecciones pasadas y deben honrarte, llenarte de Esperanza o lo mismo que el optimismo. No necesitas leer la biblia ni asistir a una misa, puedes tener un gran sentido de la espiritualidad desarrollando un vínculo de comunicación interna con esa divinidad en la cual deposites tu fe.

Para responder la pregunta inicial te puedo decir, que la resiliencia no es genética, podemos desarrollarla y depende mucho de nosotros mismos. Venga que nadie nace aprendido, pero todo lo que uno pueda hacer por ayudarse a ser más feliz es un acto de generosidad con uno mismo y en esta cultura tan exigente con nosotros debemos descubrir herramientas que nos faciliten el camino.

Este experto en resiliencia es un neurólogo y psicólogo francés que ha publicado más de 22 libros relacionados al tema, es además profesor académico y su testimonio me ayudó mucho a mí a entender este tema que vengo estudiando desde hace varios años y hoy te regalo la oportunidad de aprender de su enriquecedor conocimiento, a mí ser resiliente me ayuda a vivir “DeAmoresConLaVida”. 

Astrid Fabiola

  1. Me encanta el tema y me identifico porque la vida me a permitido tener y experimentar hasta desarrollar esa capacidad, donde te permita ver el lado positivo a duras experiencias.

    1. Claudia! que linda! muchas gracias por leer y comentar, de verdad eres muy especial. Sin duda esos retos no han hecho mejores cierto? Esa es idea aprovechar los obstáculos como plataformas para subir nuestra calidad de vida! Un abrazo para ti y cariños a tus peques hermosos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *