Bendita rutina de sueño

Bendita rutina de sueño

¡Hola mis amores! que rico encontramos aquí nuevamente💜 .

Estoy escribiendo esto a las 11:00 de la noche de un domingo. Juré que haría esto el fin de semana y abrí la computadora dos veces pero no lo logré. Abrí la aplicación en el celular para escribir pero tampoco fue posible. Pues sí, de eso se trata ahora mi vida. Cuando estoy haciendo algo es porque dejé de hacer otras 10 cosas más. ¿Alguna mamá identificada?

Es que si nuestros hijos duermen nosotras lo podemos todo.

Sin duda el tema sueño es uno de los grandes retos de la crianza, tanto para los bebés como para los padres. Ambos padres, porque aunque es cierto que a mamá le toca amamantar, también lo es que papá padece el mismo trasnocho. Al menos ese ha sido nuestro caso.

Cuando Zoe estaba recién nacida bañarla de noche no era una opción para dormirla, básicamente porque ella ama tanto el agua que lejos de calmarla lo que hacía era despertarla. Si es tu caso no estás sola. Para nosotros no funcionaron ninguno de los clásicos tips de enrollarla como taquito, ni bañarla ni el dichoso ruido blanco.

Hoy Zoe tiene seis meses y medio y ahora sí les puedo contar que su rutina de sueño empieza entre 8:30 y 9:00 de la noche porque así es la dinámica de mi casa. Esta rutina la empezamos a implementar desde los cuatro meses. Lo primero es bañarla con agua tibiecita , Zoe se baña con nosotros, con papá o con mamá. Luego masaje con cremita para relajarla, peinarla, sacarle los mocos con góticas de solución, pijama completa y luego de eso se toma un tete de fórmula de 3-4 onzas y luego se come la teta a libre demanda. Nosotros practicamos el colecho. Zoe duerme en su corral o cuna pero dentro de nuestro cuarto.

El patrón de sueño de Zoe es de tres horas, entonces ella duerme en bloques de máximo tres horas. Esta rutina suele funcionar la mayoría de las noches, pero en honor a la verdad, nada funciona por mucho tiempo con un bebé, así que benditas esas primeras horas de sueño donde uno se recupera. Cuando se despierta como a eso de las 2:00 de la mañana nos turnamos para dar tete u ofrecer teta según sea el gusto de Zoe o el cansancio de mamita aquí presente.

La gran realidad en torno al tema es que los padres duermen poco y siempre, siempre, siempre, tenemos sueño y que quienes más necesitan una rutina de sueños somos los adultos.

Si tu tienes otra rutina diferente o puedes regalarnos tus tips escribe en los comentarios para que nos ayudemos entre todas y así vivir #DeAmoresConLaVida.

Astrid Fabiola.